Publicación 1

El muestreo es el primer paso para la determinación de la calidad de una fuente de agua, por lo tanto, es fundamental planificar el muestreo de manera de asegurar la integridad de las muestras que ingresan al laboratorio. La muestra debe ser representativa de la fuente cuya calidad se desea evaluar, no se debe deteriorar, ni se debe contaminar. Además, se debe tener en cuenta que los elementos requeridos para el muestreo y las condiciones específicas en que se deben realizar (envase, volumen de muestra requerida, procedimiento, condiciones de traslado, conservación, etc.) dependen del objetivo del muestreo.